En la actualidad, el cultivo de cáñamo ha sufrido un auge exponencial a nivel mundial. La rentabilidad de este cultivo en invernadero con respecto al de cualquier fruta u hortaliza es muy superior, ofreciendo a los agricultores una nueva vía de negocio.

Implementar un cultivo de cannabis en invernadero o Greenhouse presenta grandes ventajas, ya que permite combinar lo mejor del cultivo de interior y de exterior, ofreciendo un destacado control sobre las plantas de cannabis para obtener el mejor rendimiento de la cosecha durante todo el año.

La estructura de un invernadero nos aporta seguridad y protección contra los elementos climáticos (viento, lluvia o frio intenso), visitas inesperadas de animales salvajes, etc. permitiendo crear un microclima controlado donde poder optimizar el ciclo de vida de las plantas de cannabis. Además, al ser un espacio cerrado, cultivar cannabis en invernadero permitirá que nuestras plantas de marihuana se encuentren en un lugar privado y discreto.

cult-can-invernadero-1-c.jpg

Todo este control sobre las plantas ayuda a que el cannabis que se cultiva en un invernadero sea más potente en olor y sabor que el cannabis de exterior, ya que su resina y cogollos han estado más protegidos a los elementos. Por lo que siempre y cuando utilices semillas de marihuana de bancos de semillas con procedencia garantizada, obtendrás cosechas de muy alta calidad al final de la temporada de cultivo.

Cultivar cannabis en invernadero nos permite aprovechar a nuestro favor la luz del sol, siendo más eficientes y respetuosos con el medio ambiente, evitando utilizar durante todo el día la iluminación de cultivo. Utilizar invernaderos ofrece la posibilidad de controlar la iluminación durante el transcurso de los días de todo el proceso de las plantas. De modo que, podemos añadir más o menos luz en función de si nos interesa solo mantenerla planta en periodo vegetativo o, por el contrario, que ésta crezca generando gran cantidad de biomasa. También podemos controlar el nivel de μmol que estamos transfiriendo a nuestro cultivo de cannabis, garantizando que las plantas de cannabis reciben la cantidad adecuada de fotones en todo su ciclo completo de vida, incluso en los días de mucho frío, menos sol, viento, etc.

Si quieres más información sobre los valores de intensidad requeridos en μmol según la etapa en la que se encuentre la planta, pincha aquí.

En Venalsol Smart Light, disponemos de la mejor iluminación LED para el cultivo de cannabis en invernadero. Nuestra experiencia en el diseño y fabricación de luminarias LED de alta potencia, y gracias al proyecto de investigación conjunto con la universidad (UPV) nos convierte en un referente en iluminación LED para el cultivo ofreciendo a cada cliente la mejor solución posible para su negocio.

Una vez tengamos claro el espacio del que disponemos para implementar nuestro cultivo de cannabis en invernadero, debemos planificar la distribución interior del mismo y encontrar la iluminación LED más adecuada para nosotros. A diferencia del cultivo indoor, el cannabis en invernadero requiere de particularidades distintas.

Según la experiencia adquirida, realizar una organización adecuada y eficiente del espacio útil del que se dispone es clave, ya que nos permite ahorrar tiempo y dinero. Además, disponer de un invernadero bien organizado propicia que los trabajadores se encuentren en un ambiente limpio y favorable para la fácil manipulación de las plantas de cannabis. Todo esto ayuda a preservar la calidad del fruto desde la temporada de cosecha hasta el transporte al empaquetado del producto final.

En la mayor parte de cultivos de cannabis en invernadero o Greenhouse en los que participamos las distintas zonas de cultivo tienen unas dimensiones de entre 1.85m y 2m de ancho. También hay algunos clientes que disponen de anchos de 1.3m o 2.6m.

cult-can-invernadero-2-c.jpg

Dependiendo del uso que le vayas a dar a los pasillos, debes considerar dejar más espacio o no. Si vas a disponer de un rail por el que se mueva una carretilla será necesario un pasillo de 0.8 a 1m de ancho, asegurando que el paso se realiza con la mayor seguridad posible. Si por el contrario, solo se va a utilizar para que los trabajadores accedan y manipulen las plantas de cannabis, con un ancho de 0.6m de pasillo es suficiente. Incluso, algunos de nuestros clientes han optado por minimizar esta distancia hasta los 40cm buscando destinar la mayor superficie posible del invernadero al cultivo de cannabis. Otra fórmula a considerar, es utilizar el invernadero como una zona diáfana y sacrificar el acceso a los cultivos para así albergar el mayor número de plantas posibles y compensar la falta de poda o aplicación de posible técnica de cultivo.

Al no ser la fuente principal de luz para nuestras plantas de cannabis, la luminaria LED que instalemos en el invernadero debe tener una forma lineal, garantizando que generamos menos sombras sobre el cultivo y ayudamos al mejor aprovechamiento del número de horas de luz natural. Por este motivo, se debe considerar que la distancia existente entre los ápices de las plantas y la fuente emisora de luz ha de ser mayor que en un cultivo de interior.

Para que la cosecha de los frutos resultantes sea lo más homogénea posible, la iluminación LED se debe instalar a una distancia de 1.5m, dejando el espacio suficiente para que la luz natural y la luz artificial puedan trabajar en armonía y aseguren las necesidades lumínicas que requieren los cultivos de cannabis en invernadero. Esta distancia es flexible ya que en algunos invernaderos instalados esta distancia ha disminuido hasta los 1 o 1.2m o aumentado hasta los 2m.

cult-can-invernadero-3-c.jpg

TU ESTUDIO LUMÍNICO CON NUESTRAS LUMINARIAS LED

Venalsol Smart Light dispone de un departamento específico que se encarga de realizar el trabajo de asesoramiento, cálculo y planificación de cada proyecto de cultivo mediante software de última generación que aporta los niveles medios de PPFD (μmol/s/m2) requeridos para el cultivo de cannabis en invernadero para que obtengas los mejores resultados sin desperdiciar ni un solo vatio de energía.

NECESITA UN ESTUDIO LIMÍNICO ▶ SOLICITE SIN COMPROMISO

cult-can-invernadero-4-c.jpg

En nuestro catálogo de productos, disponemos de una luminaria diseñada acorde a las necesidades del cultivo de cannabis en invernadero o Greenhouse en grandes explotaciones profesionales, donde la cantidad y calidad de la cosecha es un factor económico importante a la hora de abordar la inversión de las mismas.

El proyector LED AGRO-K tiene un consumo real de 600W y dispone de un cable de conexión que posibilita controlar la intensidad de luz LED, generando sinergia con la aportación de luz natural y alcanzando así un potencial óptimo de crecimiento y floración con un consumo eléctrico optimizado.

cult-can-invernadero-5-c.jpg

Su eficiencia PAR es de 2.3μmol/J. Aunque, como puedes ver en la siguiente imagen, nuestro proyector LED AGRO-K también emite luz fuera de la franja PAR: ultravioleta (385nm) y rojos lejanos o infrarrojos (730nm). Por tanto, esta eficiencia no tiene en cuenta la energía aportada por la luz ultravioleta e infrarroja. La eficiencia solo tiene en cuenta los fotones que se aportan en el rango PAR (Radiación fotosintéticamente activa).

cult-can-invernadero-6-c.jpg

El proyector LED AGRO-K destina 25W en luz ultravioleta (UV) y 15W en luz infrarroja (IR). Si esta energía la destináramos al rango PAR, la eficiencia “medible” aumenta considerablemente, la eficiencia de la energía en producción de fotones en la zona PAR es mayor que la se destina fuera de ella. En cambio, esta luz fuera del rango PAR incrementa considerablemente la cantidad y calidad de la cosecha.

Dentro de las opciones que ofrece el proyector LED AGRO-K está el poder suministrarlo con un espectro específico para cada una de las fases de las plantas de cannabis: fase vegetativa o fase de floración. Esta característica es utilizada en los proyectos de explotaciones profesionales para optimizar la productividad según las necesidades que tiene el cultivo de cannabis en invernadero de cada una de ellas.

En la fase vegetativa es más eficiente el espectro P70, mientras que en la fase de floración y maduración del cultivo es más eficiente el espectro P17, en cuanto a la calidad y cantidad de evolución de dichas fases. Si el mismo espacio del invernadero se va a destinar tanto al crecimiento como a la floración y maduración de las plantas de cannabis es recomendable utilizar el espectro P71 para aprovechar los aportes de energía ultravioleta e infrarroja y maximizar así la calidad y producción final del cultivo.

CRECIMIENTO – ESPECTRO P70

cult-can-invernadero-p70-c.jpg

FLORACIÓN – ESPECTRO P17

cult-can-invernadero-p17-c.jpg

Las plantas de cannabis utilizan para su fotosíntesis las frecuencias de luz del rango de 390 a 730 nanómetros (nm). Los foto-receptores de la planta de cannabis pueden aprovechar la energía de un espectro de luz más amplio. Nosotros no vemos parte de la luz que la planta de cannabis puede aprovechar, pero eso no quiere decir que no necesiten esta energía para obtener un mejor beneficio en el crecimiento vegetativo y en la estimulación, producción y calidad de la cosecha. Si este tema de es de tu interés, puedes encontrar más información aquí.

Otra de las características que nos ofrece el proyector LED AGRO-K para cultivo de cannabis en invernadero es la posibilidad de disponer de dos opciones de montaje:

cult-can-invernadero-9-c.jpg

Fijación en suspensión

Permite variar de forma rápida y sencilla la distancia del proyector LED AGRO-K para el cultivo de cannabis en invernadero respecto a los ápices de las plantas de cannabis.

cult-can-invernadero-10-c.jpg

Anclaje deslizable

Esta opción permite anclar y variar deslizando de forma segura la posición longitudinal (L) del proyector LED AGRO-K para el cultivo de cannabis en invernadero.

NECESITA MÁS INFORMACIÓN Y PRECIOS ▶ SOLICITE SIN COMPROMISO